9 consejos sobre el dinero para la construcción: cómo financiar su nueva propiedad

Una vez que se ha decidido a comprar la propiedad de sus sueños, surge la cuestión de la financiación adecuada. Aquí debes informarte de todas las opciones, porque tendrás que vivir con la decisión sobre la financiación durante los próximos años. Así que piensa bien tu decisión y sigue los siguientes consejos.

Enfoque la financiación de la manera correcta: Comprar la propiedad de sus sueños

Para acercarse a una financiación exitosa y encontrar realmente la mejor para usted, debe tener en cuenta algunos puntos. Especialmente para los inexpertos, asumir una deuda es un gran paso, por lo que debe estar especialmente seguro de encontrar la oferta adecuada. Los siguientes consejos le ayudarán a enfocar la financiación de forma correcta y a prestar atención a todo. Puede encontrar una lista de todos los costes que tendrá que pagar aquí: La construcción de casas y los costes.

Consejo 1 – Determine su situación de partida

Antes de iniciar la búsqueda, debe determinar con detalle su presupuesto y sus necesidades. Esto incluye el espacio vital, el número de habitaciones, la construcción y el equipamiento, la ubicación, la arquitectura, el transporte local y la distancia a lugares importantes como el lugar de trabajo o las escuelas. Una vez que esté seguro de sus necesidades, aclare su presupuesto. ¿Qué cantidad de capital puede reunir? También es importante determinar los costes mensuales máximos futuros y cuánto puede permitirse realmente. Compara tus costes y gastos fijos mensuales actuales. Una vez que haya creado una visión general, tendrá una idea aproximada de lo que puede buscar.

Consejo 2 – Incluir la devolución del préstamo

El alquiler y los intereses son costes reales, pero con un reembolso, el dinero se utiliza como una especie de plan de ahorro a plazos. Esto significa que la deuda de su préstamo disminuye mientras su patrimonio neto aumenta. Por lo tanto, también debes incluir en tus cálculos la cuota que tienes que pagar por el préstamo cada mes. Piensa en cuántos años te gustaría tener la deuda pagada y calcula con este valor. Recuerde que el alquiler que paga cada mes no es una inversión, mientras que el reembolso seguirá aumentando su patrimonio neto cada mes.

Consejo 3 – Encontrar una buena ubicación

A la hora de buscar una propiedad, la ubicación es un parámetro decisivo. Hay que evitar los lugares prestigiosos o los barrios de moda, ya que los precios son excesivamente altos. Por lo tanto, no busque el lugar de moda de hoy, sino el de mañana. De esta manera, el valor de su propiedad puede incluso aumentar en unos años debido a la ubicación. La ubicación también debe cumplir otros aspectos importantes. No sólo hay que tener en cuenta las conexiones con los comercios importantes, como los supermercados, las farmacias o la oficina de correos, sino también la distancia a lugares importantes como el colegio o tu lugar de trabajo. Es mejor renunciar a una gran propiedad que esté lejos de su lugar de trabajo, porque el desplazamiento diario sólo le costará nervios y dinero que podría invertir mejor en la financiación de otra propiedad.

Consejo 4 – Comparar tantas ofertas como sea posible

Cuantas más ofertas solicite y compare, más opciones tendrá y más probabilidades tendrá de encontrar la propiedad de sus sueños. No tengas miedo de buscar mucho y mirar muchas propiedades. Busca no sólo en los portales inmobiliarios sino también en los listados de los periódicos, pregunta a tus amigos y conocidos y mantén siempre los ojos abiertos. El esfuerzo que pongas en tu búsqueda se verá recompensado a largo plazo.

Consejo 5 – Elija la financiación a largo plazo

Lo importante de la financiación a largo plazo es que te asegures los bajos tipos de interés durante el mayor tiempo posible. Preferiblemente durante los próximos 15 años o más. Esto le garantiza una tasa de reembolso sólida. En función del precio de compra, utilice un 20% de fondos propios o menos y elija un préstamo clásico de renta vitalicia. Con este préstamo, la tasa de reembolso debería ser de alrededor del 2%. Si es más alto, su rendimiento será mayor en caso de inflación. Sin embargo, si es inferior, no cumplirá con la cantidad de reembolso que necesita para no tener dificultades con una financiación posterior. Si también suscribe otro préstamo, como un préstamo subvencionado, las condiciones deben coincidir, ya que de lo contrario puede verse amenazado con penalizaciones por reembolso anticipado en caso de venta.

Consejo 6 – Obtenga varias ofertas de financiación

Por supuesto, lo más fácil y sencillo es pedir el préstamo a su banco y gestionar la financiación a través de él. Sin embargo, hay grandes diferencias en las ofertas de financiación de los distintos bancos. Por este motivo, debería obtener al menos dos ofertas diferentes, si no más, para averiguar qué banco le ofrece las condiciones más justas y mejores. No pierdas de vista que el préstamo es a largo plazo, por lo que un ahorro de intereses del 0,2% anual puede suponer una gran diferencia para ti.

Consejo 7 – Evite las extravagancias

Especialmente con los bajos tipos de interés, la tentación de comprar una propiedad que sea algo muy especial, que tenga una arquitectura individual y que se distinga del resto. Por supuesto, es una gran sensación poseer una propiedad que es individualmente única y que nadie más tiene. Sin embargo, no hay que dejarse cegar por las apariencias. Aunque puedas permitirte una vivienda XXL gracias al mini tipo de interés, siempre debes tener en cuenta tus exigencias. Una casa grande da mucho trabajo y se traga mucho dinero, ¿y todo eso sólo para tener habitaciones que no necesitas? A la hora de buscar una propiedad, es mejor mantener los pies en el suelo y aprovechar la ventaja del tipo de interés para ahorrar dinero o cumplir un sueño como tener una piscina propia en el jardín en lugar de comprar una propiedad que realmente no se necesita.

Consejo 8 – No rehúyas las deudas

Endeudarse es una gran decisión, pero si eliges una «buena deuda», al final ganas dinero. La financiación de la vivienda es una de esas «buenas escuelas», porque se ahorra en gastos de vivienda y se protege bien contra la inflación. Se acaba ganando riqueza real y no se pierde ninguna, como con una inversión en bienes de consumo. Por este motivo, no reembolse demasiado rápido y limítese a un reembolso inicial del 2% y a un plazo de 15 años. De este modo, no tendrá que preocuparse por la subida de los tipos de interés.

Consejo 9 – Comprar cuando los alquileres sean más caros

Si el alquiler de una vivienda es más caro que la compra de una propiedad comparable, a la larga merece la pena comprar en lugar de alquilar. Si los tipos de interés del préstamo son bajos, suele ser así desde el día de la compra. Un pequeño ejemplo para ilustrar esto.

Viven en un piso de 100 metros cuadrados en régimen de alquiler. Su alquiler mensual es de 880 euros netos en frío. Para ti, este es un buen precio para un gran piso en una buena ubicación, pero estás jugando con la idea de mudarte a un condominio. No querrá expandirse y encontrar un condominio del mismo tamaño en una ubicación comparable. El precio de compra, incluidos los gastos accesorios, es de 300.000 euros. Puedes conseguir 50.000 euros de capital social, por lo que necesitas un préstamo de 250.000 euros. Calculas con un tipo de interés del 2%, lo que significa que tienes que pagar 5.000 euros de intereses al año al principio. Calculado a la baja, hay que pagar 417 euros al mes. A primera vista, esto es mucho menos que su alquiler actual. Pero no olvides los costes de mantenimiento y del administrador de la propiedad. Calcula 150 euros más al mes por esto. Sus gastos mensuales son ahora de 567 euros/mes. Así que te ahorras 313 euros al mes y 3.756 euros al año que de otro modo habrías gastado en el frío alquiler. En relación con tu patrimonio, consigues un buen rendimiento del 7,5% anual, ¡y libre de impuestos! Como puedes ver, ya merece la pena. Compárelo con el siguiente escenario: si simplemente hubiera colocado su patrimonio en una cuenta de ahorro, sólo recibiría un 1% de interés, por el que además tendría que pagar impuestos. Este ejemplo muestra rápidamente cómo puede valer la pena una compra en comparación con un alquiler.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.